9 reglas para el éxito de la innovación empresarial
Please reload

Recent Posts

Conoce la Ambidiestría, la clave en la innovación en las empresas

December 2, 2019

1/10
Please reload

Featured Posts

9 reglas para el éxito de la innovación empresarial

November 1, 2016

 

Como profesionales que lideramos la innovación en las organizaciones encontramos en la gestión de la innovación el camino para lograr nuevas ideas de negocio, optimizar procesos y ser más competitivos frente a los cambios que se presentan día a día en el mercado.

 

Greg Satell, bloggero y especialista en innovación y estrategia digital, destaca 9 reglas que hay que tener en cuenta para la innovación.

 

Para él, innovar va más allá de los laboratorios de investigación, de los encuentros y las grandes de iniciativas corporativas. Todos tenemos algo que ofrecer y aportar al conocimiento del mundo.

 

Regla 1: La innovación nunca es un evento individual.

 

Según el experto, tendemos a pensar la innovación como un resultante de una mente brillante e iluminada por señales, pero la verdad es que es un proceso interminable que involucra el descubrimiento de una pista, la ingeniería de una solución y luego la transformación en una industria o un campo. Eso casi nunca se logra por una persona o incluso dentro de una sola organización.

 

Alexander Fleming, por ejemplo, descubrió la penicilina en 1928, pero no fue hasta 1943 que se lanzó al mercado; Alan Turing pensó en la idea del computador universal en 1936, sin embargo en 1949 se construyó, y en 1990 el computador empezó a impactar en las estadísticas de la productividad. Dos casos que demuestran la efectividad del trabajo colectivo en la generación de ideas.

 

Regla 2: Innovación es combinación.

 

Satell expresa que las innovaciones grandes nunca ocurren en una disciplina, sino que son un producto invariable de la síntesis de saberes en interacción.

 

La razón por la que Alexander Fleming Fleming no fue capaz de llevar la penicilina al mercado fue que, como biólogo, le faltaron muchas de las habilidades requeridas. No fue sino hasta una década más tarde que dos químicos, Howard Florey y Ernst Boris Chain, recogieron el problema y fueron capaces de consolidar la penicilina. Incluso después, se necesitó de gente con experiencia adicional en fermentación y fabricación para convertirla en la cura y milagro que conocemos hoy.

 

Conoce más casos que explican el poder de la combinación en la innovación.

 

Regla 3: Primero, plantea las preguntas correctas.

 

Como lo planteó en una publicación de Harvard Business Week, la mejor forma de empezar es formulando las preguntas correctas.

 

Según el bloggero, una vez te has formulado estas preguntas organizadoras, puedes empezar a definir una forma de enfocar el problema. No en vano es una de 5 habilidades que tienen empresarios y ejecutivos innovadores.  

 

 

Regla 4: No hay un tamaño óptimo para la innovación.

 

El experto considera que aunque  las empresas grandes, medianas y pequeñas tienen realidades diferentes, todas pueden ser innovadoras.

 

Uber, Airbnb y Space son empresas emergentes que pueden transformar mercados; y IBM, P&G y 3M por ejemplo, han trabajado para quedarse en las mejores por mucho tiempo, así los competidores en crecimiento los reten y, luego, cuando los mercados cambian, desaparecen tan rápido como el olvido.

 

Regla 5: Aprovecha la innovación abierta para expandir tus capacidades.

 

Hoy por hoy, muchas empresas están acogiendo la innovación abierta para expandir capacidades.

 

El profesional menciona casos como Microsoft, cuando lanzó Kinect para Xbox en 2010 y se convirtió rápidamente en el dispositivo más consumido de todos los tiempos, vendiendo 8 millones de unidades en solo los dos primeros meses. Casi que inmediatamente, los hackers empezaron a alterar sus capacidad de hacer cosas que Microsoft nunca pretendió. Y aun en vez de pedirles que se detuvieran, acogieron a los hackers, liberando un kit de software de desarrollo para ayudarlos entre ellos.

 

Otras empresas como Cisco superaron a su competencia, no desarrollando tecnología por sí mismos, sino reclutando emprendedores de una manera inteligente. P&G ha encontrado un gran éxito con su programa Conecta y Desarrolla, y plataformas como Innocentive permiten a las empresas exponer sus problemas difíciles hacia a una rama más diversa de habilidades.

 

Regla 6: Innovaciones desestabilizadoras requieren nuevos modelos de negocio.

 

No sólo son productos que tenemos para innovar, sino también los modelos de negocio, afirma el especialista. Él expone que la clave de la innovación desestabilizadora es que raramente encaja dentro de modelos de negocio existentes, así que el valor que crean no es rápidamente apreciado. 

 

Cuando Chester Carlson perfeccionó su invención en 1938, trató de venderlo a más de 20 compañías, pero no tuvo compradores. Era simplemente muy caro para el mercado. Finalmente, en 1946, Joe Wilson, Presidente de la compañía Haloid, se lanzó con la idea de poner en alquiler las máquinas en vez de venderlas directamente. La idea fue un éxito entusiasta y en 1948 la empresa cambió su nombre a Xerox.

 

Regla 7: Innova en el núcleo, la regla 70/20/10.

La regla consiste en enfocar el 70% de tus recursos en tecnología con mejoras existentes (por ejemplo, la investigación), 20% hacia mercados adyacentes (como Gmail y Google drive); y 10% en completar nuevos mercados.

 

Afirma que mucha gente piensa la innovación como el descartar lo viejo y crear nuevas ideas partiendo de cero. Sin embargo, como dicen Chris Zook y James Allen, autores de Profit form the Core: Las compañías inteligentes se dan cuenta que el grueso de los beneficios vendrá de líneas actuales de negocio.

 

Regla 8: En la era digital, necesitamos usar plataformas para el acceso a los ecosistemas.

 

 

En un mundo interconectado, el camino más seguro para el éxito no es adquirir y controlar activos, sino ampliar y profundizar conexiones.

 

La Appstore de Apple es una forma altamente efectiva para la red de trabajo de los consumidores de Apple accedan funcionalmente en sus móviles, y también permite a la empresa tener a los talentos de los -literalmente- millones de desarrolladores. Es complicado imaginar cualquier corporación, no importa cuán eficiente o bien organizada es, lleve a cabo ese tipo de escala individualmente.

 

Regla 9: La colaboración es la nueva ventaja competitiva.

 

En la era de la información tenemos mayor acceso a contenidos que generaciones anteriores, y según el experto, estamos descubriendo que para solucionar problemas difíciles necesitamos trabajar más duro para integrar colaboradores con talentos diversos. Es por eso es que ahora la colaboración en sí misma se está volviendo una ventaja competitiva.

 

Ilustración de  Mauro Toselli

Fuentes:

 

 

Please reload